Mi región

Hallan toma bajo laguna

Debieron entrar buzos para ubicarla

  • Por: LA TARDE / STAFF
  • 09 FEBRERO 2019 - .
  • COMPARTIR
Thumbnail

En agosto de 2018 ocurrió una fuga por otra toma clandestina en la misma zona.

Madero, Tam.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hallaron en el poliducto Madero-Cadereyta una toma clandestina con aditamentos tecnológicos que encubrían su ubicación, y para dar con el origen de la misma debieron entrar buzos a la laguna El Chipus.

La extensión total desde el punto de localización de la manguera hasta la toma clandestina es de aproximadamente 2,700 metros, informó la Sedena.

Además, la toma clandestina “contaba con tres válvulas de control de flujo empleadas para la regulación del paso del hidrocarburo; asimismo contaba con un aditamento manufacturado con imanes que permitían distorsionar la coordenada de ubicación en un rango de 1,000 a 3,000 metros”.

Al seguir el origen de la manguera, personal de la Sedena se trasladó hasta la laguna El Chipus, donde Pemex solicitó apoyo de la Secretaría de Marina, que facilitó una embarcación y buzos, detectando el uso de implementos e infraestructura marina para mantener anclada la manguera al fondo de la laguna.

“Una vez efectuado el rastreo del origen del ducto, se encontró que citado tubo conductor atravesaba en su totalidad la laguna por una distancia de 800 metros, desembocando en una toma clandestina ubicada a 20 metros del borde del cuerpo de agua y conectado directamente al poliducto Madero-Cadereyta”, refiere el comunicado.

Lo anterior “es la muestra de los sofisticados métodos que emplean los grupos delictivos dedicados al robo de hidrocarburos para realizar actividades ilícitas”, destaca el comunicado.

La Sedena informó que el hallazgo se dio en el marco de las “Operaciones de Seguridad Pemex en Tamaulipas 2019”, en acciones desarrolladas el primero de este mes, cuando en la colonia Dunas Miramápolis ubicaron una válvula para extracción de hidrocarburos conectada a una manguera oculta bajo tierra.

En el área indicada, en agosto pasado ocurrió un derrame de Metil Tert-Butil Éter (MTBE), que es usado para el incremento del octanaje, por lo que es más peligroso aún que el diésel y la gasolina, por su volatilidad.



DEJA TU COMENTARIO

MÁS EN LA TARDE

LA TARDE RECOMIENDA