Mi País

Incendian delincuentes restaurante en Nuevo León

Dos trabajadores resultaron con lesiones leves

  • Por: EL UNIVERSAL
  • 09 FEBRERO 2019 - .
  • COMPARTIR
Thumbnail

Hombres armados y con garrafones de gasolina irrumpieron ayer en el restaurante El Gran Pastor y le prendieron fuego, en Monterrey, NL.

Moterrey, NL

Dentro de una racha de hechos violentos que dejó cuatro muertos —tres de ellos taxistas—, entre la noche del jueves y las primeras horas del viernes, hombres armados rociaron gasolina y prendió fuego al restaurante El Gran Pastor, alrededor de las 6:30 horas, informaron fuentes policiacas.

Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal de la Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que dos trabajadores resultaron con lesiones leves, uno por quemaduras y otro por intoxicación. Consideró que el incendio es un ataque directo por parte de la delincuencia organizada, para tratar de infundir algún mensaje al dueño del negocio.

Dijo que los empleados refirieron que llegaron a laborar a las cuatro de la mañana y alrededor de las 6:30 horas, cuando todavía no había comensales, entraron tres hombres armados que portaban “yogas” con gasolina que empezaron a rociar en el área de la barra y el lobby para posteriormente incendiar el negocio. 

Los desconocidos salieron por la avenida Gonzalitos donde al parecer ya otros cómplices los esperaban.

El establecimiento que tiene como especialidades los platillos de cabrito y carnes asadas, al que asiste la clase política y empresarial así como turistas nacionales y extranjeros, se localiza por la avenida Gonzalitos en el fraccionamiento Residencial Galerías, al poniente de la ciudad.

El pasado 18 de junio, fue ejecutado, en el restaurante, Gilberto de la Fuente Ramos, gerente del establecimiento y cuñado del propietario, Eduardo Arnulfo Treviño.

RECUERDAN AL CASIN ROYALE

 Aunque el ataque sólo dejó dos lesionados y daños materiales, impactó en la sociedad, porque los presuntos delincuentes actuaron de manera similar al comando de Los Zetas, que el 25 de agosto de 2011 incendiaron el Casino Royale, provocando la muerte de 52 personas, en represalia porque el propietario se negaba pagar una cuota de “protección”.

En aquella ocasión en el casino había clientes y al llegar los sicarios les dispararon, luego rociaron gasolina y prendieron el fuego. La gente huyó hacia el interior y el sótano del edificio. Decenas quedaron atrapados porque estaban selladas las puertas de emergencia; esta vez, los desconocidos ordenaron al personal que saliera.

Los últimos días, la zona metropolitana de Monterrey se ha visto afectada por una serie de hechos violentos de alto impacto, como son el asesinato y posterior descuartizamiento de al menos tres personas, cuyos restos fueron abandonados en hieleras o bolsas de plástico en sitios estratégicos. Además los responsables colocaron mensajes de amenazas a las autoridades y a un grupo rival del crimen organizado.


DEJA TU COMENTARIO

MÁS EN LA TARDE

LA TARDE RECOMIENDA